Conoce los efectos de los esteroides anabólicos en el cuerpo humano

Los esteroides anabólicos son la versión truculenta -o artificial- de la testosterona natural que producen los seres humanos. Además, el ingreso de estos en el organismo puede llegar a ser riesgosos y, hasta, mortales.

En un mundo donde tener el cuerpo fitness “perfecto” es el estereotipo que la moda y la belleza te impone; ahora, muchos más hombres y mujeres prefieren saltearse ciertas etapas de ejercicios y/o dietas, para llegar, en menos tiempo, a niveles altos de musculatura o a niveles bajos de grasas corporales.

Entonces, ¿Qué son los esteroides anabólicos?

Los esteroides anabólicos son los que se encargan de producir una mayor cantidad de testosterona sintética, reemplazando a los que se originan naturalmente. Esta última, es la principal hormona sexual en el cuerpo masculino.

Ojo, las mujeres también poseen un porcentaje de testosterona; sin embargo, la cantidad es muchísimo menor en comparación a los hombres.

La testosterona es la hormona delegada para la producción de vello facial, la voz gruesa, el deseo sexual y el crecimiento muscular.

El principal efecto de la introducción de los esteroides anabólicos en el cuerpo es la eliminación -o reducción- de la testosterona natural, para sustituirla por las propiedades sintéticas propias del esteroide.

Es por eso que, cuando uno/a va a un gimnasio podrá toparse con cuerpos extravagantes y con mucha musculatura, en el gran caso de los hombres, y con un bajo porcentaje de grasa corporal. Esto es debido a la cantidad que producen los esteroides anabólicos en el cuerpo, de manera artificial.

Tipos de esteroides

A través de los distintos sitios web, se pueden encontrar hasta 32 tipos de esteroides anabólicos. Sin embargo, los más consumidos son los siguientes:

–          Dianabol (Methandrostenolone) y Decca (Nandrolona Deconoate) son los esteroides orales usados para hacer crecer -rápidamente- los músculos.

–          Winstrol (Stanozolol), es el esteroide anabólico que permite perder grasa focalizada a sus consumidores.

–          Gonadotropina Coriónica Humana (HCG), naturalmente las mujeres producen esta hormona, durante el embarazo. En este caso, los consumidores varoniles lo utilizan para recuperar la testosterona natural que producían y perdieron, por el exceso de esteroides anabólicos en el cuerpo.

–          THG (Tetrahidrogestrinona), es uno de los esteroides anabolizantes más recientes en el mercado, creado para facilitar a los deportistas un mayor rendimiento físico de manera fraudulenta.

–          Equipoise (Boldenone), su principal función se basa en el incremento de la masa muscular.

Efectos de los esteroides anabólicos en el cuerpo

Efectos de los esteroides anabólicos

El consumo ilegal e indebido de estas sustancias pueden traer consecuencias muy graves, para la salud del usuario; sin importar género.

Como se había mencionado, el esteroide es la testosterona artificial que va desarrollando el cuerpo por el consumo de este. Ante ello, el organismo comienza a tener ciertos cambios hormonales, que –en la gran mayoría de los casos- terminan afectando directamente a varios órganos y al sistema mismo:

01.   Consumir esteroides, en el caso de los hombres, te puede causar la reducción de espermatozoides; como también, el encogimiento de los testículos.

02.   La aparición de la calvicie a temprana edad y el crecimiento de senos en los varones, también llamado ginecomastia.

Efecto masculinizador en las mujeres:

03.   Manifestación excesiva de vellos en el cuerpo, sobre todo en la cara.

04.   Disminución de senos y grasa corporal.

05.   La piel se convierte más áspera.

06.   El clítoris se agranda.

07.   Transformación de la voz aguda a grave.

08.   Caída del cabello, hasta el punto de poder quedar calva.

Ten en cuenta que la mayoría de los efectos mencionados son reversible; pero el consumo excesivo de estos, pueden convertirse en crónicos.

Efectos secundarios en la salud de los hombres y las mujeres

Los efectos que provocan los esteroides anabólicos dependen mucho del consumidor. Lo que sí, muchos de estos usuarios han confesado haber pasado por ciertas consecuencias, producto de los anabolizantes.

Algunos de ellos son:

  • Brote abusivo de acné.
  • Retención de líquidos.
  • Peso graso.
  • Afección en el hígado: tumores hepáticos.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Infertilidad, en el caso de los hombres.
  • Bajo rendimiento sexual.
  • Infartos e, inclusive, muertes cardíacas.
  • Osteoporosis.
  • Mal funcionamiento del metabolismo y pérdida ósea.
  • Problemas en el colesterol.
  • Trastornos de dependencia.
  • Ansiedad.
  • Violencia (no en todos los usuarios).