Todo lo que debes saber sobre el Acquagym fitness

Acquagym fitness

El Acquagym o gimnasia acuática es una técnica deportiva que aplica ejercicios propios del fitness en un medio diferente: el agua. Debido a los cambios de presión y de fuerza que implica trabajar el movimiento dentro del agua, se consiguen unos resultados magníficos y a la vez se protege el cuerpo de posibles lesiones articulares.

Estando dentro del agua nos sentimos más ligeros. Su densidad reduce hasta un 90% el peso de nuestro cuerpo de forma que resulta un deporte ideal para personas obesas o con lesiones en las rodillas. El hecho de no tener que soportar el peso real a la hora de moverse reduce la sensación de pesadez y protege las articulaciones sin disminuir el esfuerzo físico. El agua hace que los movimientos se ralenticen pero a la vez ganan en intensidad.

Este deporte permite trabajar el cuerpo de una forma muy completa: cada ejercicio está diseñado para tonificar un grupo muscular diferente de forma que se puede personalizar el entrenamiento en función de las necesidades de cada persona. Para las personas que lo han probado los resultados son visibles: se reduce la grasa acumulada, se mejora la resistencia muscular y aumenta la capacidad respiratoria por el trabajo cardiovascular.

Ejercicios básicos del Acquagym:

  • Marcha: Usualmente utilizada para entrar en calor en los primeros minutos de la sesión. Se realiza caminando hacia delante y hacia atrás con cierta intensidad de movimiento.
  • Flexión y extensión de brazos y piernas: Se trata de movimientos simples para tonificar brazos y piernas y corregir la postura del cuerpo.
  • Ejercicios contra el borde de las piscina: Se trata de ejercicios que utilizan el borde de la piscina como punto de apoyo para trabajar principalmente abdominales, glúteos y hombros.

Los ejercicios propuestos por el monitor pueden variar en función del grupo de alumnos y de la intensidad que se le quiera aplicar. Existen ejercicios más extremos en los que se mantiene el cuerpo en suspensión dentro del agua sin tocar el fono en toda la sesión aunque lo normal es realizar una combinación entre ejercicios de más i menos intensidad para favorecer la recuperación del alumno. En cada clase se pueden utilizar una gran variedad de implementos para realizar los ejercicios como por ejemplo: flota-flota, pelotas, tablas, bandas elásticas, etc.

Como cualquier sesión guiada, el Acquagym permite al que lo practica salir de la monotonía de los deportes rutinarios y pasar una hora de ejercicio entretenida casi sin darse cuenta. El monitor irá indicando los ejercicios a los alumnos y los realizará junto a ellos a tiempo real para ejemplificar y corregir posturas.

En este deporte, las correctas condiciones del medio serán muy importantes para su correcto desarrollo. La temperatura de agua óptima para realizar la sesión no debe sobrepasar los 32-33 grados y la profundidad sobre la que se deben realizar los ejercicios debe ser aproximadamente de unos 90cm. En este punto, aún nos encontramos en la zona denominada ?playa? dónde aún se toca el suelo con los pies. La altura del agua nos cubrirá por encima de los hombros y podremos trabajar el cuerpo entero por debajo de la misma.

Beneficios del Acquagym

  • El efecto de suave masaje que se consigue con el movimiento dentro del agua, hace del Acquagym un deporte perfecto para estimular la reducción de la celulitis, mejorar los problemas de circulación y aliviar la pesadez de las piernas con varices.
  • Por su intensidad variable, este deporte puede ser practicado por personad de todas las edades independientemente de su forma física.
  • El trabajo cardiovascular permite fortalecer el músculo de l corazón y mejora la capacidad respiratoria.
  • Los músculos se tonifican, se mejora la elasticidad y aumenta la resistencia del cuerpo.
  • La reducción del impacto articular que se consigue dentro del agua hace que este deporte esté especialmente indicado para personas que se están recuperando de alguna lesión física o que acaban de salir de una operación.
  • Ayuda a corregir la postura del cuerpo.
  • Reduce la sensación de cansancio.
  • En su componente terapéutico, la gimnasia acuática es aconsejable para personas con artritis, artrosis y hernias. En este caso el médico indicará al paciente los ejercicios más adecuados para combatir su dolencia.

Recomendaciones

  • Este deporte es especialmente apetecible en verano. Pero ten en cuenta que si lo realizas al aire libre debes protegerte de los rayos del sol. Aplícate una loción solar resistente al agua que evitará que sufras molestas quemaduras en la piel.
  • Aunque no nos demos cuenta, al realizar ejercicio debajo del agua también transpiramos. Es por ello que será importante hidratarse a lo largo de la sesión bebiendo agua.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*